Skip to main content

Por qué cambiamos de trabajo

Por qué cambiamos de trabajo

En el momento actual en el que es tan importante retener el talento, conviene tener en cuenta las motivaciones de los Directivos, saber por qué un Directivo decide cambiar de empresa o permanecer donde está. A menudo esas mismas motivaciones nos indicarán lo que piensan los mandos intermedios y el staff.

Y sólo así se podrán generar métodos activos y efectivos de retención y atracción del talento, uno de los principales valores diferenciales de una empresa, y uno de sus puntales estratégicos.

Motivadores

a) Falta de satisfacción

Los datos estadísticos indican que los Directivos que deciden cambiar de trabajo, lo hacen porque no encuentran satisfacción en su trabajo, bien porque no se sienten útiles, bien porque en la empresa no sacan partido a sus conocimientos y experiencia, y no se desarrollan sus potencialidades de crecimiento profesional.

b) Compensación salarial

Estos profesionales afirman que una de las claves de su motivación son las ofertas de paquetes salariales -sueldo y beneficios sociales- que mejoran sustancialmente lo que recibieron en anteriores puestos.

c) Compatibilidad

Entran en este grupo los que han tenido problemas personales de incompatibilidad con sus superiores o con alguno de sus colegas, lo que les ha acabado predisponiendo hacia un trabajo o una empresa en concreto. Digamos que un clima laboral enrarecido predispone al cambio y un clima laboral sano y de confianza retiene al directivo.

Desmotivadores

a) Peligro de extinción, compra o fusión
Cuando un directivo decide marcharse a menudo sucede en empresas que atraviean momentos de incertidumbre, de los que se puede derivar una quiebra o suspensión de pagos, una compra o una fusión. Claramente, estas circunstancias suponen una merma de su motivación.

b) Localización
Existen numerosos cambios de trabajo motivados por conseguir una mejora en la localización, bien por estar más cerca de sus domicilios, bien por encontrarse las nuevas oficinas en un sitio mejor o haber conseguido un lugar de trabajo más conveniente. En este grupo se incluyen los que son trasladados geográficamente de manera un tanto forzada por sus empresas.

c) Falta de dirección adecuada
Un alto porcentaje de los cambios se debe al convencimiento de que se trabaja para una o varias personas con planteamientos de dirección cuestionables, que ni delegan ni permiten el mínimo desarrollo profesional necesario. Otro motivo en lo que se refiere a este punto se encuentra cuando el Directivo observa que su Director General no marca unas metas claras.


Back to top